30% de recomposición salarial y $ 15.000

30% de recomposición salarial y $ 15.000

30/06/2016

Luego de una ardua lucha e intensas negociaciones con el sector empresarial, reacio a escuchar las necesidades de los trabajadores en un contexto de inflación y fuerte aumento de tarifas, los gremios del sector efectuamos un paro y posteriormente, el nuestro acató una resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación que estableció un 30% de recomposición salarial en tres tramos y una suma fija $ 15.000 para julio.

La resolución dictada por el Ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, determina un 30% de recomposición salarial en tres tramos para el sector: un 18% para el 1º de julio, un 5% en noviembre y el restante 7% con los haberes de enero próximo. Además, estipula que en los primeros días de julio los trabajadores percibirán también una suma fija de 15.000 pesos.

El Secretario General del gremio, compañero Guillermo Pereyra, destacó que “vamos a acatar la resolución ministerial pero todavía quedan muchos aspectos a trabajar. El acuerdo salarial no debe prolongarse más allá de 2016”. Y aunque agregó que el sindicato estaba solicitando un 40% de recomposición salarial por un año, “al tomarse a partir del mes de abril sería un 30% por nueve meses hasta enero, pero la vigencia del acuerdo no debería pasar del 31 de diciembre de 2016. Vamos a debatir esa cuestión”.

El camino al paro

Vale recordar que las complejas negociaciones con las empresas culminaron con un paro de actividades por 48 horas el pasado 26 de junio. Se llegó a esta decisión luego de meses de conversaciones sin una oferta concreta, y tras el ofrecimiento de un irrisorio 20% de aumento por un año al vencerse la conciliación obligatoria dictada oportunamente por el Ministerio de Trabajo.

Una vez dictada la resolución ministerial se acortó el paro a 24 hs. y se dejaron guardias mínimas para garantizar la provisión del gas, con el propósito de no afectar al resto de la población, aunque en el sector ligado al petróleo se paralizaron todos los equipos.

Es importante destacar que la medida formó parte de un plan de lucha a nivel nacional coordinado entre todos los gremios del sector, que continuará en la búsqueda de mejores condiciones no solamente en el aspecto salarial sino también en cuanto a las condiciones de trabajo y el mantenimiento de las fuentes laborales, en el marco de la crisis que afecta a la industria.

En ese sentido, Pereyra afirmó que “no vamos a permitir que los compañeros paguen con la pérdida de sus puestos de trabajo o la reducción de sus jornadas laborales por los problemas administrativos o la mala gestión de YPF, que por el peso que tiene en la industria es hoy un actor crucial en la crisis”.

La crisis del sector: verdades y mentiras

Nadie duda del impacto real que tiene sobre la economía de las empresas la caída en el precio internacional del crudo. Pero mientras algunas compañías y entidades hablan de sobrante de empleados la realidad indica que se necesita aún más fuerza laboral para desarrollar los hidrocarburos no convencionales, y que incluso existen firmas que incumplen con el Convenio Colectivo de Trabajo y que están presionando a los trabajadores para que dejen sus empleos.

“La Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) incumplió con lo pactado en el año 2015 y que fue nuevamente confirmado frente a la actual administración nacional. Ahora nos convocan al diálogo y la reflexión, pero los que no tienen en cuenta los requerimientos de los trabajadores y no los escuchan son precisamente ellos”, indicó Pereyra. Además, agregó que “el estado nacional también tiene gran responsabilidad, porque se comprometió a mantener los niveles de actividad a través de la mejora en los precios internos y otro tipo de medidas de incentivo”.

En otro orden, el líder sindical y Senador Nacional expresó que también deben discutirse aspectos relacionados a la seguridad laboral y el medio ambiente, porque en las auditorías realizadas por el gremio se han detectado 432 piletas de crudo a cielo abierto, “que han sido tapadas sin ningún tipo de tratamiento de remediación de suelos, generando una peligrosa contaminación que afecta a toda la región”, resaltó Pereyra.

Scroll To Top