GeneralesSOBRE EL VETO PRESIDENCIAL A LA LEY ANTIDESPIDOS

Los insidiosos conceptos que vertieron algunos  dirigentes chupamedias del anterior gobierno sobre la posición de las centrales obreras de no plegarse a la realización de un paro nacional, nos motiva a expresar nuestra opinión sobre el particular. Como secretario general adjunto de la Confederación General del Trabajo, como senador de la Nación, pero sobre todo, como coautor de la ley antidespidos, claro que nos molesta el veto presidencial ya que afecta a los trabajadores, pero...
Eduardo Alberto Tavella2 años atrás75 min

Los insidiosos conceptos que vertieron algunos  dirigentes chupamedias del anterior gobierno sobre la posición de las centrales obreras de no plegarse a la realización de un paro nacional, nos motiva a expresar nuestra opinión sobre el particular.

Como secretario general adjunto de la Confederación General del Trabajo, como senador de la Nación, pero sobre todo, como coautor de la ley antidespidos, claro que nos molesta el veto presidencial ya que afecta a los trabajadores, pero eso no nos obliga a apoyar a quienes quieren arrastrar a los trabajadores a un paro desconociendo la constitución, la independencia de los poderes y las facultades legales de los gobiernos, y lo que es más grave, descalificando y agraviando a quienes no comulgamos con seguir caminos medio torcidos para la defensa de un derecho.

El verdadero movimiento sindical no se deja arrastrar para convocar a un paro cuando las razones están muy poco claras y que además parecen ser más políticas que sindicales.

Tratan de usar un justo reclamo como chicana política para provocar y caotizar. Para eso no vacilan en arrojar sospechas sobre dirigentes de la CGT como el compañero Hugo Moyano, que jamás se cobijó a la sombra de ningún gobierno de turno y que es un verdadero ejemplo de coraje y coherencia cuando se trata de defender a los trabajadores.

Más allá que el veto presidencial afecta a los trabajadores, como lo expresan destacados constitucionalistas, en la Constitución el veto es constitucionalmente legítimo y es una competencia exclusiva del presidente, una cuestión política no justiciable, por lo que no está sujeta a control judicial. Fue utilizada en la Argentina desde los orígenes del constitucionalismo y puede ser aplicada en cualquier tema.

En la CGT, siempre hemos sido democráticos hacia adentro y hacia afuera de la institución. Las decisiones se toman por mayoría de votos de su mesa directiva, la que nuclea a dirigentes electos por los trabajadores. Pero somos respetuosos de las instituciones y sus facultades.

Si bien no estamos de acuerdo con que se vetara la ley antidespidos, entendemos que disponemos de diferentes herramientas legales, políticas y sindicales para defender nuestra postura, llegado el momento de hacerlo.

Sin la participación de los gremios más numerosos, como los del transporte, los que quieren avanzar de prepo hacia una huelga por su cuenta, correrán el riesgo de quedar expuestos en su debilidad relativa.

NOSOTROS RESPETAMOS LA LEY Y LA CONSTITUCIÓN, PERO QUEREMOS QUE DE LA MISMA MANERA SE NOS RESPETE CUANDO DEBAMOS APLICAR LAS HERRAMIENTAS LEGALES Y CONSTITUCIONALES EN DEFENSA DE LOS SAGRADOS E IRRESTRICTOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES.

firma GUILLERMO PEREYRA

Senador Nacional

Secretario General Adjunto

Confederación General del Trabajo

 

Fuerza Petrolera

El sitio informativo y nexo entre todos los medios de difusión del país y las
distintas instituciones gremiales patagónicas.

Data Fiscal