Jerónimo Muñoz viaja a China a realizarse un tratamiento con células madre

Jerónimo Muñoz viaja a China a realizarse un tratamiento con células madre

06/09/2013

Gracias la decisión del Compañero Guillermo Pereyra y al aporte de nuestro Sindicato, el niño de 10 años, hijo de uno de nuestros afiliados Gustavo Muñoz, viajará mañana para realizarse este tratamiento que mejorará considerablemente su calidad de vida.

Jerónimo Muñoz sufre de Hipotomía Generalizada, una disminución del tono muscular que afecta a todos sus miembros. Su enfermedad fue detectada el día de su nacimiento, por lo que debió ser internado por más de dos meses a pocas horas de nacer. Hoy Jerónimo ya tiene 10 años y, si bien en un principio los pronósticos eran muy adversos, gracias a nuestra obra social que puso a su alcance todos los tratamientos de rehabilitación, y la constante estimulación de parte de sus padres, hoy puede caminar y mover sus brazos, “Un verdadero milagro”, según su padre Gustavo.

Igualmente sus padres siempre siguieron buscando nuevas alternativas para mejorar la salud de su hijo y así fue que en el mes de junio se enteraron de un tratamiento con células madre en la capital China, Beijing, que representaría un salto de calidad para la vida de Jerónimo. Por ese motivo, escribieron una carta al compañero Guillermo Pereyra donde le pidieron ayuda con los 32.300 dólares que les cuesta el tratamiento, “le explicamos que no es un caso de vida o muerte sino una esperanza más para mi hijo. El compañero tuvo la delicadeza de leerla, llamarnos y venir hasta nuestra casa a visitar a Jerónimo y anunciarnos las buenas nuevas, que el Sindicato nos iba a cubrir todo el tratamiento”, incluidos pasajes y estadía.

“Nosotros estamos sumamente agradecidos con Guillermo y con el Sindicato, porque para nosotros era imposible. Por eso la campaña nuestra es milagrosa, porque sabemos que muchos chicos deben realizar campañas para lograr sus tratamientos y nosotros por suerte tenemos la bendición de contar con un sindicato fuerte y una obra social que nos ha brindado todo”, dijo Gustavo, minutos antes de embarcarse en el avión que lo llevará a Buenos Aires, primera escala del viaje a China donde se desarrollará el tratamiento, “hace 15 años que estoy afiliado y Guillermo siempre conoció a mi hijo en todo su proceso, no es la primera vez que nos ayuda, y en esta ocasión va a ser una gran diferencia para la calidad de vida de mi hijo”.

 

Scroll To Top