EditorialEditorial 39

[divider] ESTIMADOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS: Según los diccionarios, “construir” significa “edificar una obra de ingeniería, arquitectura o albañilería”. Pero también se usa en un sentido simbólico para hacer referencia a todo aquello que: de alguna forma, se edifica o se produce, aun cuando no sea algo material. Sus sinónimos son edificar, fabricar, cimentar, levantar, obrar, erigir. Mientras que sus antónimos – significados contrarios – son destruir, derribar, demoler. Pocas palabras tienen un sonido y sentido...
7 años atrás65 min

[divider]

ESTIMADOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS:

Según los diccionarios, “construir” significa “edificar una obra de ingeniería, arquitectura o albañilería”. Pero también se usa en un sentido simbólico para hacer referencia a todo aquello que: de alguna forma, se edifica o se produce, aun cuando no sea algo material. Sus sinónimos son edificar, fabricar, cimentar, levantar, obrar, erigir. Mientras que sus antónimos – significados contrarios – son destruir, derribar, demoler. Pocas palabras tienen un sonido y sentido tan agradable y positivo como “construir” y mucho más si se aplica al hombre, a la sociedad y sus instituciones. La realidad social es una construcción de la misma sociedad y es el hombre quien construye su propia naturaleza, él es el que se produce a sí mismo y esa construcción será, por necesidad, siempre una empresa social.

y de eso se trata. En los últimos años, esta organización gremial es una verdadera empresa social que no ha parado de construir ni un solo año, a pesar que en algunos momentos, la crisis que se vivió en el sector obligó a disminuir el ritmo de nuestras obras. La fortaleza sindical en la defensa de los derechos de los trabajadores, la pujanza institucional, la solidez administrativa, la conducción responsable y los liderazgos también se construyen, pero no con ladrillos, sino con confianza de los compañeros, capacitación, disciplina, unidad, participación, solidaridad, responsabilidad y sobre todo, con trabajo, mucho trabajo. Y ese trabajo no nos pesa ni nos cansa porque lo hacemos con pasión por la lucha sindical. La defensa de los trabajadores necesita justamente eso: PASIÓN. Si alguien no siente pasión por la actividad gremial NO PUEDE SER DIRIGENTE por más votos que haya obtenido de sus bases, ya que lo primero debe ser justamente eso: honrar el mandato que  los compañeros le confirieron en las urnas. Es esa pasión la que nos per- mite estar ocupados cada hora del día, peleando en las discusiones paritarias, participando en congresos, foros y disertaciones, administrando el funcionamiento de esta institución que tanto ha crecido y que seguramente seguirá creciendo como consecuencia de los últimos descubrimientos de recursos en materia de gas y petróleo.

En cada encuentro que mantenemos con los compañeros trabajadores, el mate compartido, el cálido abrazo y el apretón de mano nos permite recibir en forma renovada e intensa su confianza y esto es el combustible que nos incentiva a redoblar los esfuerzos y seguir construyendo conquistas, obras y servicios en beneficio de ellos y sus familias.

Al comenzar un nuevo año, quienes integramos la conducción de esta organización gremial desea- mos agradecer esa confianza y renovar nuestro estricto compromiso en seguir haciendo, clínicas, farmacias, sedes, centros recreativos – como el que inauguramos en Buta Ranquil el pasado 28 de diciembre – pero sobre todo en continuar construyendo con verdadera pasión ese futuro sólido y promisorio que los principales protagonistas de la riqueza hidrocarburífera, los trabajadores y sus familias se merecen.

Reciban Ustedes un fuerte y cordial abrazo.

GUILLERMO PEREYRA

Fuerza Petrolera

El sitio informativo y nexo entre todos los medios de difusión del país y las
distintas instituciones gremiales patagónicas.

Data Fiscal