Guillermo Pereyra recibió a alumnos de Cochico que viajaron por primera vez a Neuquén Capital

Guillermo Pereyra recibió a alumnos de Cochico que viajaron por primera vez a Neuquén Capital

14/11/2015

Gracias al aporte del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y la Pampa; y de la Casa del Senador en Neuquén, los alumnos de la Escuela Albergue N° 310 salieron por primera vez de la localidad ubicada en el norte neuquino y sortearon la falta de transporte que dificulta cada una de las actividades en su paraje.

Un grupo de alumnos de 1°, 2°, 3° y 4° grado de la Escuela Albergue N° 310 de la localidad de Cochico, el pueblo más norteño de la provincia del Neuquén ubicado a unos 40 kilómetros de Barrancas,  visitaron la localidad de Neuquén gracias al aporte solidario del senador de la Nación GGP_002uillermo Pereyra a través de la Casa del Senador en Neuquén y de la comisión directiva del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa que él encabeza.

Pereyra se hizo eco de la situación de los alumnos tras escuchar una carta enviada al programa radial del periodista Francisco “Pancho” Casado, donde explicaban los inconvenientes y la falta de apoyo para poder realizar el viaje. El senador -relató hoy- al enterarse de esa situación la consideró como “de una injusticia absoluta y de una barbaridad”, que no pudiesen viajar a Neuquén por la falta de solidaridad, tanto del Gobierno como de las empresas. Por ese motivo explicó, se comunicó con la producción del programa para poder brindar su ayuda; “porque nosotros los trabajadores somos solidarios”.

Durante la recorrida que le brindaron a los niños por las instalaciones del Sindicato, en su totalidad hijos de crianceros de la zona, Guillermo Pereyra les habló sobre el funcionamiento y las prestaciones que ofrece la organización sindical, mientras ellos le contaron al senador las principales carencias que sufren en su localidad, como la falta de transporte que los obliga a realizar viajes de 3 a 6 horas a caballo para llegar al establecimiento educativo.

La falta de transporte también impidió a los alumnos realizar un viaje para la promesa de lealtad a la bandera en Rosario, por no conseguir el transporte que los lleve hasta Chos Malal. “Como estamos tan alejados y hay gente que no conoce el lugar, directamente no se animan a ir, el camino es feo y muchos no saben cómo llegar”, explicó una de las docentes, quien recordó que “alguna vez llegó algún que otro funcionario, pero solo en helicóptero, sin conocer la realidad del camino que debemos atravesar”.

Por ese motivo, el grupo de docentes, integrado por el profesor celador José Vega, la docente de primer ciclo, Malen Pino; el profesor de segundo grado, Rodrigo Bogado y la celadora Ana López, agradeció y reconoció especialmente la actitud del senador y s
u equipo; quienes pusieron a disposición del colegio los medios necesarios para el traslado y la estadía de los chicos en la ciudad de Neuquén, lo que para muchos fue su primera experiencia fuera de Cochico.

“Estamos felices de haber traído a los chicos a la ciudad, porque donde vamos los reconocen por su comportamiento, por su solidaridad y por ser un grupo encantador”, afirmaron los docentes quienes ya experimentaron varios intentos de viajes frustrados por la falta de apoyo estatal y empresario.“Ellos ni siquiera participan de eventos deportivos como los intercolegiales y otras experiencias básicamente por falta de fondos y de transporte”, afirmaron.

Antes de volver a su localidad recibieron por parte del senador como regalo por su estadía juguetes didácticos y elementos deportivos, como pelotas de fútbol y camisetas, tanto para el establecimiento deportivo como para cada uno de los alumnos. Además, Pereyra se comprometió, ante la invitación de los docentes, a visitar Cochico en el mes de febrero.

Un lugar olvidado por el estado

Antes de partir, el grupo de docentes informó al senador, Guillermo Pereyra, que este año no recibieron la visita de ningún supervisor de parte del Consejo Provincial de Educación, y que debieron cambiar el calendario del ciclo lectivo porque los chicos, al finalizar en mayo, no eran recibidos en el colegio secundario. Por ese motivo comienzan las clases en enero y finalizan en diciembre con un receso largo en invierno, “cuando la nieve hace imposible acceder al paraje”.

Por otra parte, aseguraron que a la escuela rural solo llega una visita médica cada 15 días, que realiza los controles médicos, y existe una sola ambulancia en el paraje, “de esta manera, si un chico llega a sufrir una emergencia, hace la mitad del trayecto hasta Barrancas, donde se aborda otra ambulancia que deriva a los chicos al Hospital de Barrancas o Buta Ranquil; sentimos a veces que Cochico es una ligar olvidado por el Estado”.

Neuquén, 14 de noviembre de 2015.-

Scroll To Top