SE CREÓ LA SECRETARÍA DE LA MUJER Y LA FAMILIA Y SE ELEVÓ LA ADJUNTA A GENERAL ADJUNTA

SE CREÓ LA SECRETARÍA DE LA MUJER Y LA FAMILIA Y SE ELEVÓ LA ADJUNTA A GENERAL ADJUNTA

30/07/2015

REV-19-x-27-fuerza-petrolera-42-doble1_Image_71-660x327IMPORTANTE REFORMAS EN EL ESTATUTO SINDICAL

La multitudinaria asamblea realizada en Plaza Huincul creó la Secretaría de la Mujer y La Familia y transformó la Adjunta en Secretaría General Adjunta, entre otras modificaciones.
En una asamblea que colmó con más de 750 personas la capacidad del salón del centro recreativo de la localidad, y con la conducción de los máximos referentes gremiales, el senador nacional y secretario general Guillermo Pereyra, su adjunto Ricardo Astrada, el administrativo Osvaldo Marín, demás miembros de la comisión directiva y una gran cantidad de delegados, se decidió la modificación del Estatuto Social, adaptando el mismo a los requerimientos que surgen del gran crecimiento del gremio y de la realidad social actual.

SECRETARÍA DE LA MUJER Y LA FAMILIA

A continuación transcribimos el texto que, elaborado por la Asesoria Legal del sindicato, nos fue facilitado por la Dra. Paula Pereira.

“EXPOSICIÓN DE MOTIVOS Y FUNDAMENTOS POLÍTICOS-GREMIALES Y SOCIALES”

Dijo la Compañera Eva Duarte de Perón:

“Ha llegado la hora de la mujer que piensa, juzga, rechaza o acepta, y ha muerto la hora de la mujer que asiste, atada e impotente, a la caprichosa elaboración política de los destinos de su país, que es, en definitiva, el destino de su hogar. Ha llegado la hora de la mujer argentina, íntegramente mujer en el goce paralelo de deberes y derechos comunes a todo ser humano que trabaja, y ha muerto la hora de la mujer compañera ocasional y colaboradora ínfima. Ha llegado, en síntesis, la hora de la mujer argentina redimida del tutelaje social, y ha muerto la hora de la mujer relegada a la más precaria tangencia con el verdadero mundo dinámico de la vida moderna”

Haciendo honor a esta histórica premisa, se elaboraron las reformas que se detallan a continuación:

“Desde esta Comisión Directiva creemos que hoy es imprescindible y fundamental promover políticas concretas que erradiquen la violencia y generen condiciones comunitarias reales para instaurar un contexto de justicia social y desarrollo sostenible. En una sociedad con justicia social, los derechos humanos son respetados y las clases sociales más desfavorecidas cuentan con oportunidades de desarrollo impulsadas por políticas que promuevan tan primordial objetivo. Para ello, resulta insoslayable erradicar del contexto familiar y social profundas trabas que pretenden socavar los cimientos propios de nuestra convivencia.

En primer lugar, es necesario asumir que la violencia familiar no es una situación aislada que se da en el ámbito privado, sino que es consecuencia del modo de relacionarnos en lo social y cotidiano que parece haberse vuelto habitual y aceptado por todos. Particularmente la violencia contra las mujeres y los niños emerge como resultado de un modo histórico de relacionamiento en el que las víctimas no han sido tratadas como sujetos de derecho.

La violencia de género cobró en estos últimos años un lugar significativo en la agenda de ésta Comisión Directiva. Venimos realizando un esfuerzo en la atención y asesoramiento de todos los integrantes de nuestra Familia Petrolera que requieran protección.

Nuestra finalidad es proponer y ejecutar políticas en materia de igualdad, de luchar contra toda clase de discriminación y contra la violencia de género, correspondiéndonos en particular la elaboración y desarrollo de las actuaciones y medidas dirigidas a asegurar la equivalencia de trato y de oportunidades en todos los ámbitos, fomentando la participación política y social de las mujeres. Este encuadre plantea como necesidad la promoción y el fomento de las condiciones que posibiliten la igualdad de derechos y oportunidades de ambos sexos y, muy especialmente, la participación de la mujer en la vida política, económica, social y cultural.

Como referencia de este propósito, valga recordar la preocupación constante de ésta dirigencia sindical en promover la igualdad de oportunidades laborales para la mujer y que llevara en pocos años a que en nuestro padrón de afiliados figuren actualmente más de 1000 compañeras.

Garantizaremos los derechos de las víctimas de violencia de género en el marco de las leyes Provinciales N° 2212 y 2785, y la ley Nacional N° 26485, respecto a la cual destacamos su artículo 2° que manda promover y garantizar: la eliminación de la discriminación entre mujeres y varones en todos los órdenes de la vida; el derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia; las condiciones aptas para sensibilizar y prevenir, sancionar y erradicar la discriminación y la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos; la remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres; y el acceso a la justicia de las mujeres que padecen violencia.

Creemos que la mujer y la familia deben ser partícipes directos en el logro de claros objetivos tendientes a erradicar gravosas situaciones que generan la decadencia y degradación no solo espiritual sino también física de mujeres, niños y la desintegración de familias enteras.

Entendemos imperioso movilizar a la mujer como promotora de un cambio rotundo en su papel de abanderada del proteccionismo, natural mediadora y audaz colaboradora, en aras a reencausar la vida en sociedad y el completo bienestar de sus hijos y de su familia toda.

En segundo lugar, hemos detectado incumplimientos por parte de algunos compañeros en los deberes de carácter alimentario y asistencial que recaen sobre ellos en ejercicio de su patria potestad, los cuales influyen directamente en la subsistencia de sus hijos menores y en la estabilidad de su familia.

Esta situación genera una total desprotección gravosa en desmedro de la minoridad y de sus derechos, consagrados no sólo a nivel provincial y nacional, sino además con jerarquización internacional.

En tercer lugar, las desvinculaciones matrimoniales constituyen caldo de cultivo de múltiples desequilibrios en todos los órdenes, y en este menester, nos cabe propender a la defensa y protección de los hijos menores, víctimas más débiles sumidas involuntariamente en el afrontamiento de tales gravosos contextos. Creemos entonces que nuestra intermediación resulta necesaria, adecuada y útil para brindar las herramientas, suministrar los mecanismos y orientar las políticas que canalicen tan caras metas.

En este marco, para dotar de una mayor institucionalidad a los dispositivos y acciones de atención y prevención es necesaria la creación de la SECRETARIA DE LA MUJER Y LA FAMILIA.

A través de ella, pretendemos redimensionar el verdadero rol que la mujer debe poseer en nuestra realidad, guiados por el camino que ha emprendido nuestra compañera Eva Perón; pretendemos ofrecer al niño los niveles de seguridad que les corresponde como partícipes necesarios del futuro nacional; proyectamos encausar y amparar a la familia como reducto natural que nos vincula como grupo social; anhelamos brindar las herramientas que desplieguen la fuerza útil que nos permita evitar la hipoteca del porvenir.

La realidad nos impone actuar, nos mueve a escrudiñar el camino adecuado que conduzca a la verdadera dimensión que debe darse a la estabilidad familiar. Apostar a nuestra activa participación nos garantiza constituirnos en conductores de profundos cambios y cuestionadores natos de desquiciadas acciones que sólo pretendan viabilizar meras soluciones de corto alcance, vacías de solvencias argumentales y nulas de eficacia.

A estos efectos, se hace imprescindible producir la modificación de nuestro estatuto constitutivo con el fin de incorporar esta figura dentro del mismo y diagramar su coordinación con los demás organismos gremiales”.

A continuación transcribimos el texto de las modificaciones estatutarias aprobadas por la asamblea:

1.- “La SECRETARÍA DE LA MUJER Y LA FAMILIA estará a cargo, sin excepción, de una mujer que revista la calidad de afiliada de ésta organización sindical y que se encuentre en condiciones estatutarias de ser elegida. Su intervención tendrá carácter mediador y extrajudicial, teniendo como fin último la protección de la mujer y la familia.”

2.- “Son deberes y funciones de la Secretaria de la Mujer y la Familia las siguientes:

a.- Participar en actos, ceremonias y diferentes eventos relacionados a sus funciones.

b.- Contribuir a la plena igualdad de oportunidades entre varones y mujeres fomentando el desarrollo de las perspectivas de género.

c.- Asegurar la contención y la atención profesional de las víctimas de violencia.

d.- Realizar una tarea preventiva con relación a las problemáticas derivadas de las situaciones de violencia de género.

e.- Tener voz y voto en las deliberaciones de Comisión Directiva.

f.- Ejercer el contralor de las retenciones que, en concepto de cuota alimentaria, las empresas efectúan sobre los haberes de los trabajadores.

g.- Intervenir en las situaciones derivadas del incumplimiento en el pago de las cuotas alimentarias.

h.- Promover la participación, implementando el seguimiento y/o monitoreo de las políticas públicas vinculadas con las mujeres, en particular los programas de salud sexual y reproductiva, violencia laboral, familiar y/o social. Coordinar y centralizar la información resultante para generar las acciones políticas que se consideren necesarias.

i.- Promover el seguimiento de la situación laboral de las mujeres y las modificaciones legislativas necesarias para contribuir a mejorar las condiciones socio-laborales implementando la participación de aquéllas.

j.- Promover el seguimiento de las situaciones familiares derivadas del incumplimiento de las obligaciones del ejercicio de la patria potestad.

k.- Promover y realizar acciones desde la perspectiva de género que contribuyan a la superación de las diversas formas de discriminación contra las mujeres e impulsar condiciones sociales para garantizar el ejercicio pleno y efectivo de sus derechos.

l.-Realizar jornadas de promoción de acciones de salud mediante el desarrollo de distintas actividades, en las que se compartirá con la comunidad, conocimientos y otras manifestaciones de expresión saludables, contando además con la participación de distintas instituciones que promocionan sus diversas prestaciones de salud.

m.- Promover la creación de subcomisiones en las áreas de competencia de ésta secretaria que entendiese necesaria.

También se acordó incorporar al Capítulo III, art. 3º del Estatuto los siguientes incisos: “Promover y coordinar la celebración de acuerdos con otras instituciones tendientes a evitar la discriminación de la mujer” y “Celebrar acuerdos con instituciones o empresas para brindar capacitación y puestos de trabajo a personas del sexo femenino”.

Otro modificación fue la del Capítulo V De las Autoridades, art. 14º que quedó redactado de la siguiente forma: “La Comisión Directiva estará compuesta por un Secretario General; un Secretario General Adjunto; un Secretario Administrativo; un Secretario Gremial; un Tesorero; un Pro-Tesorero; un Secretario de Actas; Prensa y Propaganda; un Pro-Secretario de Actas, Prensa y Propaganda; un Secretario de Obra Social; una Secretaria de la Mujer y la Familia y dos vocales titulares”.

En el art. 20, un inciso dice que la nueva secretaria deberá: “Coordinar, planificar y evaluar los resultados de las políticas, programas y acciones, específicamente relacionados con la problemática de la mujer y la familia. En el mismo artículo se indica “Impulsar medidas que contribuyan a eliminar las discriminaciones existentes entre la mujer y el hombre,” e “Impulsar el trabajo de la mujer en la actividad hidrocarburífera en tareas acorde a su condición”.

REFORMA DEL ESTATUTO SOCIAL POR UN NUEVO ORGANIGRAMA. JERARQUIZACIÓN DE LA SECRETARÍA ADJUNTA QUE PASA A SER GENERAL ADJUNTA

Es sabido que el crecimiento de la organización trae aparejado el aumento de obligaciones y responsabilidades del Secretario General, lo que exige adaptarse a los cambios y produce la necesidad de realizar una reforma estatutaria para simplificar la toma de decisiones y aumentar la participación del actual Secretario Adjunto.

En primer término se aprobó dejar el Art. 14 con el siguiente texto “La Comisión Directiva estará compuesta por un Secretario General; un Secretario General Adjunto; un Secretario Administrativo; un Secretario Gremial; un Pro-Secretario Gremial, un Tesorero; un Pro-Tesorero; un Secretario de Actas, Prensa y Propaganda; un Pro-Secretario de Actas, Prensa y Propaganda; un Secretario de Turismo Cultura y Deportes; Un Secretario de Previsión y Asistencia Social ; una Secretaria de la Mujer y la Familia y dos vocales titulares”.

Entre otros temas importantes, se resolvió que “La Comisión Directiva deberá reunirse por lo menos una vez por mes y en cualquier momento en forma extraordinaria, cuando lo crea conveniente el Secretario General o su reemplazante”, y que las mismas serán presididas por el Secretario General o su reemplazante, y en ausencia de éstos por un miembro que se designe al efecto.

Se debatieron varios temas administrativos que citados en el estatuto hacen a un mejor funcionamiento institucional y que luego serán presentados a los entes de control de las instituciones gremiales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Scroll To Top