DESCUBRIMIENTO DE PETRÓLEO EN NEUQUÉN: DECLARAN AL AÑO 2015   COMO CENTENARIO DE LOS TRABAJOS PREVIOS

DESCUBRIMIENTO DE PETRÓLEO EN NEUQUÉN: DECLARAN AL AÑO 2015 COMO CENTENARIO DE LOS TRABAJOS PREVIOS

29/06/2015

El 11 de junio el Concejo Deliberante de Plaza Huincul declaró oficialmente al año 2015 como recordatorio del centenario de los trabajos iniciales para el descubrimiento de petróleo en la provincia de Neuquén. Concretamente se conmemoran los preparativos para la perforación del pozo número 1, descubridor del oro negro en la Cuenca Neuquina. Impulsó la medida el Ing. Federico Francisco Soufal, hijo del pionero Juan Soufal e incansable estudioso y gestor de iniciativas sobre este tema.

  El propio Ing. Soufal resaltó la importancia de explicar los hechos acontecidos y otorgarles la trascendencia que se merecen en el marco del nacimiento de la principal actividad económica provincial. Algunas de las fechas y sucesos más importantes son:

 En enero de 1915 ingresa a trabajar en la Dirección General de Minas, Geologías e Hidrología de la Nación el Ing. Enrique Pedro Canepa, quien posteriormente estaría a cargo de la organización de los trabajos relacionados con la perforación del pozo número 1. Esa repartición del estado era conducida por el Ing. Enrique Martín Hermitte, conocido como el “padre del petróleo argentino”. Canepa no cobró sueldo hasta que se concretó su nombramiento.

 Precisamente fue nombrado en abril de 1915, con actividades a desarrollar en un lugar denominado Plaza Huincul, en el entonces territorio de Neuquén. Primero trabajó como inspector de la zona Sur, en localidades como Argerich, Bahía Blanca y Allen en Rio Negro. Allí verificó la perforación de múltiples pozos para obtener agua.

 En septiembre de 1915 comenzó la exploración en Plaza Huincul, con Canepa como Ingeniero Inspector. Viajó dos veces a la zona para reconocer el lugar y para transportar el equipo y el material complementario, que serían destinados a la perforación del primer pozo. La Dirección General de Minas, Geología e Hidrología de la Nación ordenó el traslado a Plaza Huincul de una máquina de fabricación austríaca marca Fauck denominada ¨Patria¨, con la cual se concretaría posteriormente el descubrimiento de petróleo el 29 de octubre de 1918.

 En noviembre de 1915 arriba la primera familia petrolera al territorio neuquino, llegando concretamente al kilómetro 1295 del ferrocarril Sud. Estaba integrada por Juan Soufal (24), encargado del equipo Fauck, su esposa Anna Schupp (27) y los hijos del matrimonio: Ana María Soufal (4), Felisa Elisa Soufal (3), Juan Carlos Soufal (2) y Francisco Augusto Soufal, bebé de 2 meses. La primera noche durmieron en la alcantarilla del ferrocarril Sud, y posteriormente comenzaron los trabajos de montaje del campamento, que se denominó Chachaco N°1. La descarga y el transporte de los materiales hasta el campamento fueron realizados por presos que facilitó el Gobernador del Territorio del Neuquén, Sr. Elordi. Recién sobre fines de noviembre y principios de diciembre se inició la construcción de dos habitaciones de piedra, una específicamente para uso de la familia Soufal y otra para emplearse como cocina.

 También en noviembre de 1915 se concluyó la construcción de la base de la torre, continuando posteriormente con los trabajos de montaje de la misma y del equipo perforador.

 El 4 enero de 1916 se oficializa el nombre de Campamento Plaza Huincul, y durante ese año siguen los trabajos y avances para el desarrollo del pozo y para brindar más servicios al campamento. El 17 de febrero de 1916 se inicia la perforación, con un progreso de 0,70 metros y un diámetro de 400 milímetros.

Reconocer a los pioneros 

Fueron múltiples los esfuerzos de esos pioneros hasta concretar el descubrimiento en 1918, incluso era inminente la clausura de la operación poco antes de hallar el oro negro. Pero se sobrepusieron a las terribles inclemencias del clima, a los accidentes y a cualquier otro tipo de contingencia, como así también a la soledad de un territorio desértico y hostil que debieron sobrellevar junto a sus familias. Dicho sea de paso, disponían de una tecnología básica que dista muchísimo del moderno equipamiento con el que se trabaja en la actualidad.

Una sociedad se construye a partir de su identidad, y precisamente la historia es una de las bases de ese sentido de pertenencia. Hoy en Neuquén se respira petróleo a cada paso y la economía de la provincia gira en torno a su producción, estimulando incluso el desarrollo futuro de toda la Argentina a partir de los yacimientos no convencionales. Debemos rendir un sincero homenaje a Soufal y a otros pioneros que sentaron las bases de este progreso económico.

Pablo Piacente

Scroll To Top