“el gobierno nacional se comporta como buitres internos con las provincias”

“el gobierno nacional se comporta como buitres internos con las provincias”

01/08/2014
El senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino afirmó que la extorsión a la que están siendo sometidas las provincias productoras para que firmen el proyecto de ley federal de Hidrocarburos quedó en evidencia ayer, cuando no se convocó a cuatro de sus gobernadores a firmar el acuerdo de reestructuración de la deuda que mantienen con Nación.
 

El senador nacional Guillermo Pereyra denunció hoy que el gobierno nacional está extorsionando a las provincias productoras de hidrocarburos al no incluirlas en el acuerdo de refinanciamiento de deudas que fue firmado ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Son los buitres internos que tenemos” las provincias, afirmó.

“Esto es extorsión. Que sepa el pueblo argentino que están extorsionando a las provincias. Es un tema muy delicado y habrá que ir a la Justicia”, indicó.

Precisamente, ayer se realizó un acto en Buenos Aires para reafirmar el acuerdo anual correspondiente a la renegociación de la deuda que mantienen las provincias con la Nación, cuyo antecedente es uplenario_ykicillof_91401n convenio firmado en 2010. Esta vez fueron convocados 13 distritos, pero no estuvieron incluidos Neuquén, Río Negro, Mendoza y Chubut.

Se trata de las cuatro provincias que manifestaron de manera más enérgica su rechazo a algunos puntos del proyecto elaborado por Nación, entre ellos, que las provincias deban resignar el cobro del impuesto de sellos y que se le ponga un tope al impuesto a los ingresos brutos y a las regalías.

“Es una de las medidas que toma el gobierno nacional cuando no puede lograr lo que quiere; en este caso una ley de hidrocarburos que avanza no sólo sobre la provincia sino sobre la Constitución Nacional reformada en el 94 y sobre la ley corta”, señaló el legislador neuquino, que encabeza además el sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa.

El dirigente elogió que “las provincias se han plantado en que no van a firmar este acuerdo”, ya que “les recorta facultades, les deja únicamente las regalías del 12 por ciento y no pueden cobrar impuesto a los sellos, le ponen un tope a los ingresos brutos y  (los Estados provinciales) no pueden hacer reserva de las áreas”.

En este sentido el senador afirmó que estará del lado del Gobernador Jorge Sapag siempre que se mantenga firme frente a las pretensiones de Nación. Sapag ha adoptado esta vez una postura diferente de la que mantuvo al momento de firmarse el acuerdo entre YPF y Chevron para la explotación de Vaca Muerta, cuando resignó prerrogativas a cambio de obras de infraestructura cuyos fondos aún no llegaron a tierra neuquina.

“Borrar con el codo lo que firmaron con la mano”

El legislador recordó que el ex presidente Néstor Kirchner fue uno de los impulsores “de esta gran reforma de la Constitución donde se transfiere la titularidad (de los recursos hidrocarburíferos) a los gobiernos provinciales”, y que además en 2006 propició la sanción de la ley corta.

“Estos quieren hacer al revés. Quieren borrar con el codo lo que firmaron con la mano”, expresó, y aseguró que lo mismo sucede ahora al no refinanciarles la deuda, ya que en 2010 se firmó un convenio de desendeudamiento que exigió, para poder acceder, que las provincias desistan de todos los reclamos judiciales que tenían contra la Nación por regalías mal liquidadas.

“Y ahora parece que si no hay firma al proyecto de ley se frena otra vez la reestructuración. Es una extorsión”, reiteró. De todas maneras, como presidente de la Comisión de Minería, Energía y Combustible de la Cámara Alta adelantó que “si no hay acuerdo político con las provincias no va a salir, porque es una ley convenio y tiene que ser ratificada por las legislaturas provinciales”.

Por último, evaluó que el proyecto es “un borrador que han hecho las empresas junto con el gobierno nacional: hemos alabado a la nueva YPF reestatizada, pero resulta que es más privada que nunca: la están manejando las empresas privadas”.

Neuquén, 1° de agosto de 2014.-

 

 

Scroll To Top