30º ANIVERSARIO DEL RECHAZO A LA LEY MUCCI

30º ANIVERSARIO DEL RECHAZO A LA LEY MUCCI

20/05/2014


“Don Elías Sapag es mi padre político”
De ese modo se expresó el senador nacional Guillermo Pereyra al recordar al ex senador Elías Sapag, y aseguró que al momento de tratarse el proyecto de Ley de Reordenamiento Sindical en 1984 “me reuní con él y me llevé bien claro su posición con respecto a esta ley, sus convicciones y la tranquilidad de que al día siguiente iba a ser rechazada en el Senado”. El senador Guillermo Pereyra recordó al ex senador neuquino Elías Sapag el 14 de marzo pasado, en ocasión del cumplimiento del trigésimo aniversario del rechazo a la Ley de Reordenamiento Sindical; el mismo se conmemoró con un acto en la sede de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) en la ciudad de Buenos Aires. Las “Jornadas de Reivindicación con Talleres de Análisis y Debate” contaron con la presencia de numerosos dirigentes gremiales, entre ellos nuestro compañero Pereyra, secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa y secretario adjunto de la Confederación General del Trabajo (CGT); el secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano; y el titular de UATRE, Gerónimo Venegas, entre otros. Aniversario Rechazo Ley Mucci 3Pereyra recordó que Elías Sapag fue uno de los fundadores del Movimiento Popular Neuquino, junto al cinco veces gobernador de la provincia, Felipe Sapag, y que su compañera de bancada, Lucila Crexell, es nieta del fallecido ex senador. El partido fue creado durante la proscripción del justicialismo y tiene fuerte raigambre peronista.
En ocasión de tratarse el 14 de marzo de 1984 la también denominada “Ley Mucci”, llamada así en alusión al ex ministro de Trabajo de Raúl Alfonsín, Antonio Mucci, “fui a verlo por invitación del compañero Saúl Ubaldini a
su despacho, que es el mismo que tengo la suerte de ocupar ahora yo, y conversando con él nos dijo: “quédense tranquilos, yo no voy a traicionar a los trabajadores porque soy peronista”, 
contó Pereyra. “Me llevé bien claro su posición con respecto a esta ley, sus convicciones y la tranquilidad de que al día siguiente iba a ser rechazada en el Senado”, agregó. Aseguró que el movimiento obrero argentino “desde el 45 hasta la fecha es el único que ha garantizado la vigencia del peronismo. Muchos gobiernos han querido destruir al peronismo, pero no han podido porque está en la vanguardia serena de los trabajadores”. Y aseguró que “Don Elías es mi padre político”, ya que en 1984 fue fundamental su apoyo para ganar las elecciones en el sindicato petrolero al que aún hoy representa. “En mi organización sindical yoElias venía del llano mismo, y a un año de vigencia del gobierno radical me tiraron los caballos encima con todo el poder económico, para tratar de ganarnos”, señaló. No tenemos que ir a arrodillarnos ante nadie para ocupar el espacio político que realmente nos corresponde “Esto es lo que tenemos que entender los trabajadores: que no tenemos que ir a arrodillarnos ante nadie para ocupar el espacio político que realmente nos corresponde. Tenemos que trabajar por el movimiento obrero argentino en su conjunto para posicionarnos en el espacio que siempre tuvimos, que es el Movimiento Nacional Justicialista. Estoy seguro, como dijo el compañero Hugo Moyano, que muy pronto será un trabajador el que conduzca los destinos de la república Argentina”, finalizó.

Scroll To Top