Programa BIEN-ESTAR

Programa BIEN-ESTAR

28/09/2013

El propósito de este programa es concientizar acerca del simple y natural acceso al bienestar, a través de prácticas sencillas generando hábitos positivos.

 A través del Programa BIEN-ESTAR, queremos brindarles a los afiliados de OSPEPRI los recursos necesarios para, desde una perspectiva dinámica y positiva, entrenar las capacidades y habilidades para potenciar su estado mental saludable.

Las Intervenciones estarán destinadas a potenciar las capacidades positivas del ser humano y las actitudes que favorezcan la autodirección, la competencia, la autoconfianza, la participación, la tolerancia y la responsabilidad.

foto07El programa pretende abrir espacios donde el ser social comprenda la coherencia multidimensional en la que vive y comience a tomar control de la vida misma con ‘hábitos’ que favorezcan el conocimiento, la auto confrontación y la autorrealización.

Entendemos que los seres humanos estamos expuestos desde el nacimiento a hábitos. En el niño la incorporación de hábitos está dada por quienes están a su cuidado. Los hábitos pueden funcionar como nuestros aliados en la búsqueda del autoconocimiento, la autoaceptación y la autorrealización o convertirse en nuestros peores enemigos, aumentando nuestra propia ceguera de nosotros mismos y, por ende, del mundo en que vivimos.

El propósito de este programa es concientizar acerca del simple y natural acceso al bienestar, a través de prácticas sencillas generando hábitos positivos.

Más información en www.ospepri.org.ar.

Psicología Positiva

A lo largo del tiempo el desarrollo teórico de la salud mental ha estado centrado en las emociones negativas y en la debilidad del ser humano. Por ello siempre se relacionó la psicología y la psiquiatría con el tratamiento de las enfermedades mentales. En los últimos años se ha venido produciendo un cambio que evidencia la tendencia a abordar los aspectos positivos de la experiencia humana, entender y fortalecer aquellos factores que permiten mejorar la calidad de vida. Ya en el año 1958, Jahoda comenzó a hablar de salud mental positiva y en el año 2000, Seligman define el concepto de Psicología positiva. Uno de los principales aportes de la psicología positiva ha sido establecer que el sentimiento de felicidad o bienestar es bastante estable en las personas, probablemente hereditario, que es relativamente independiente del ambiente en el que se vive y que se puede modificar por circunstancias específicas, pero luego de unos meses vuelve a su nivel de línea de base. El temperamento de cada uno de nosotros definirá los niveles de experiencia positiva que cada uno siente. Las fortalezas de carácter son propias de cada persona, y son rasgos o características psicológicas que se presentan en situaciones distintas a través del tiempo, y sus consecuencias suelen ser positivas. Poner en práctica una fortaleza provoca emociones positivas auténticas y actúan como barreras contra la enfermedad, entre estas se encuentran el optimismo, las habilidades interpersonales, la fe, el trabajo ético, la esperanza, la honestidad, la perseverancia y la capacidad para fluir, entre otras. Las emociones positivas incluyen la felicidad y otros sentimientos de bienestar, son descritas como reacciones breves que típicamente se experimentan cuando sucede algo que es significativo para la persona. Actualmente hay suficientes datos para afirmar que las emociones positivas potencian la salud y el bienestar, favorecen el crecimiento personal, permitiendo sentimientos de satisfacción con la propia vida, tener esperanza, ser optimista y percibirse más feliz . Incluso hay estudios que evidencian que la risa, la felicidad y el buen humor ayudan no solo a mantener sino también a recuperar la salud. Es bajo este concepto, que nuestra obra social OSPEPRI, ha decidido intervenir en el área de la salud mental, llevando a cabo un nuevo programa de salud; el Programa Bien-Estar.

Scroll To Top