MEOPP HIZO POSIBLE LA NUEVA CASA DE LA FUNDACIÓN SENO

MEOPP HIZO POSIBLE LA NUEVA CASA DE LA FUNDACIÓN SENO

19/06/2013

Tras cuatro años de trabajo ininterrumpido, la Fundación SENO cuenta con un nuevo espacio para albergar más familias que llegan de distintos puntos de la provincia a la capital neuquina, para que sus niños reciban tratamiento oncológico.

El día 15 de mayo, los medios de comunicación amanecieron con una mala noticias. La fundación SENO (Sendero de Esperanza para el Niño Oncológico), debería cerrar sus puertas ante la imposibilidad de pagar el aumento en el alquiler de la casa donde funcionaba la entidad. Y así empezó el peregrinar de Marisa Valdebenito, presidente de la Fundación, por radios, canales y diarios, pidiendo ayuda para mantener el trabajo que vienen realizando durante cuatro años, ayudando a las familias de los niños del interior de la provincia, que reciben atención oncológica en la Capital.

Fue una compañera de la de la Mutual de Empleados y Obreros Petroleros Privados (MEOPP), quien se enteró de la situación de la fundación y se la comunicó a Guillermo Pereyra, quien decidió, junto a la Comisión Directiva, ponerse en contacto con Marisa inmediatamente para ofrecerle su ayuda. Así, en pocos días, se conocía ya el anuncio de que la Mutual se haría cargo del alquiler de la institución.

Pero la decisión de la Mutual, no fue solo porner la plata del alquiler de la vieja casa, sino buscar un lugar más grande, más cómodo y con mucho espacio para atender al triple de familias de las que venía pudiendo atender la Fundación.

Así fue, que el 19 de junio, apenas pasado un mes del anuncio del cierre, se inauguró la nueva casa de la Fundación SENO, en la calle Echeverría 140, donde se encontraron nuevamente Marisa Valdebenito y el padrino de la nueva casa, Guillermo Pereyra. Durante esa inauguración, el secretario general de nuestra organización gremial recalcó el compromiso de todo dirigente: “La tarea de los dirigentes es el servicio a la gente, no hay otra cosa. Si miramos para otro lado y no nos damos cuenta lo que pasa a nuestro alrededor, no somos dirigentes”. Y llamó también a las empresas, con sus programas de Responsabilidad Social Empresaria, a participar para alcanzar finalmente la casa propia para la Fundación SENO.

Es el aporte de cada uno de los afiliados, lo que permitió realizar este trabajo solidario con quienes pasaban un momento de desesperación, solo por querer mejorar la vida de los niños que padecen esta terrible enfermedad. Son estas acciones las que nos hacen sentir orgullosos de ser petroleros y formar parte de este Sindicato, que no se mira el ombligo y sale a pelear por una sociedad más justa para todos.

Para comunicarse con la fundación, los pueden buscar a través de Facebook, como Fundación SENO Neuquén. Para colaborar con la Fundación, reciben donaciones a través del Banco Provincia del Neuquén, Cuenta Corriente 466539/1, CBU: 09700994-13004665390014.

Scroll To Top