Editorial 42

Editorial 42

01/10/2012

Estimados Compañeros y Compañeras:

Gracias!!

Una vez más debemos agradecerles la ratificación de la confianza que nos vienen dando en las urnas cada cuatro años. En esta ocasión, el 28 de Septiembre concurrió a votar nada menos que el 90,55 del padrón habilitado. Eso fue increíble. Tomemos en cuenta que muchos compañeros estaban de descanso, otros de licencia por enfermedad o vacaciones. Algunos viven a cientos de kilómetros de sus lugares de trabajo, en otras provincias, sin embargo participaron igual. Fue emocionante ver que las urnas fueron rebasadas de votos. Miles de compañeros que debieron hacer larguísimas colas para emitir el sufragio. Pedimos disculpas por habernos quedado cortos de mesas, de urnas y prometemos que dentro de cuatro años tendremos más infraestructura. Si la asistencia fue increíble, mucho más lo fue comprobar que el 99, 6 % premió nuestra gestión con su aprobación, mientras que tan solo un 0,4 % votó en blanco.

En todas nuestras visitas a los yacimientos y en las radios y la TV dijimos que lucharíamos por aumentar el diferencial de zona y al cierre de esta edición estamos cumpliendo. Nunca prometimos algo que no cumpliéramos y si Dios quiere en pocos días más llegaremos a algún acuerdo con las empresas, ya que la última asamblea, en una soberana decisión, resolvió dar plazo hasta el 24 del mes de octubre para la resolución del tema y evitar así, la toma de medidas de fuerza. La actualización salarial obtenida del 25%, en relación a la actual situación de la actividad, a nuestros actuales ingresos, y a lo obtenido por otros gremios, ha sido, indudablemente, un logro apreciado por los compañeros, y así lo demostraron los votos.

Un futuro promisorio

                Es cierto que el descubrimiento de Vaca Muerta y su posible explotación con métodos no convencionales nos abre un porvenir auspicioso y que nos permitiría la creación de 10.000 nuevos puestos de trabajo, pero mientras llegan los inversores o se encara su explotación con recursos propios, no debemos olvidar que se está previendo en corto plazo iniciar la recuperación terciaria de los yacimientos que declinaron su producción con nuevas técnicas que revitalizarán los pozos y por ende toda la actividad. Es por ello que estamos propiciando la capacitación de nuestros jóvenes de las localidades petroleras, para evitar que las vacantes sean cubiertas con jóvenes provenientes de otras provincias ajenas a las que integran esta cuenca.

Jóvenes con horizontes claros 

Eso queremos para nuestros compañeros. Y para que ese horizonte sea claro es muy importante prever una capacidad de ahorro, para cualquier contingencia o imprevisto. También es importante ahorrar salud. ¿Cómo? Evitando los excesos que además de consumir nuestro dinero y nuestro esfuerzo, nos lleva a problemas en muchos casos irreversibles.  En la obra social vemos con preocupación la cantidad de casos que debemos atender por adicciones como el alcohol, tabaquismo y drogas. Estamos acordando con las autoridades pertinentes y las instituciones de cada comunidad para elaborar y participar activamente en un  plan de prevención y otro de recuperación. En ello también deberemos contar con la colaboración de la familia, conteniendo, aconsejando y ayudando a la toma de conciencia. Estas patologías no sólo dañan la salud y el bolsillo, sino que también destruyen la familia y la continuidad laboral. Entre todos, siempre hemos vencido muchos obstáculos y este puede ser uno más que, seguramente nuestros jóvenes, con inteligencia, con espíritu de lucha, con amor por ellos mismos y sus familias, seguramente superarán para decir con orgullo: YO PUDE, SOY ORGULLOSAMENTE PETROLERO.

 GUILLERMO PEREYRA

Scroll To Top