Nuestro Secretario General en la historia grande del sindicalismo argentino.

Nuestro Secretario General en la historia grande del sindicalismo argentino.

12/07/2012

Guillermo Pereyra fue electo Secretario Adjunto y acompañará al líder de los camioneros durante cuatro años. Moyano recibió el respaldo de la mayoría de los Congresales y seguirá al frente de la Confederación General del Trabajo hasta 2016. Prometió trabajar para conseguir los reclamos que los trabajadores sostienen desde hace más de un año y pidió por la unidad. En tanto, el secretario general de los petroleros dijo que “los que votaron eligieron la mejor conducción” y ahora habrá que responderle con sacrificio y logros.

El titular del gremio petrolero, Guillermo Pereyra, no detiene sus pasos. A su continuo aporte sindical desde hace casi tres décadas le suma ahora un nuevo logro: acompañar al líder de los camioneros en la conducción de la Confederación General del Trabajo. Y lo hará como Secretario Adjunto, lugar desde el que luchará para que los compañeros trabajadores sean reconocidos como se debe en la sociedad y encontrar soluciones a viejos reclamos sindicales.

Así lo definió el Congreso realizado el pasado 12 de julio en el microestadio de Ferro Carril Oeste, Buenos Aires, donde Hugo Moyano consiguió el respaldo de casi el 55 por ciento de los sufragios emitidos por los 1.013 congresales presentes, de los cuales, 1.009 lo eligieron como Secretario General y dejaron en sus manos los destinos de la CGT hasta el 2016.

 

Pereyra sostuvo que fue “un orgullo” haber sido votado en forma unánime para ocupar el segundo lugar en la lista y advirtió que esto se debe al “mérito” por “la tarea desarrollada en nuestro sindicato”. Respecto de la conformación de una CGT paralela, mencionó que “ya existieron otras y nunca tuvieron la trascendencia” de la oficial, al tiempo que instó a otros gremios a sumarse a la actual conducción, los que dijo serán recibidos “con los brazos abiertos”.

“Agradezco a todos los compañeros; nos necesitamos para que todos podamos transitar el camino de la unidad, del diálogo, con el fin de solucionar los problemas de los trabajadores”, resumió Pereyra respecto de su nueva gestión.

El dirigente sindical también se refirió a los cuestionamientos que se hicieron sobre el Congreso de la CGT y remarcó que concurrieron muchos trabajadores por cuenta propia porque “el dirigente no se animó a venir”.

 

“Moyano, Moyano, Moyano…”

En su discurso, el líder de la CGT criticó las “operaciones” y las presiones” del gobierno nacional a muchos secretarios generales de distintos gremios para que no participen del Congreso Normalizador y así evitar que él sea reelecto. “Le tienen miedo a la organización de los trabajadores”, señaló para luego añadir que “a los trabajadores organizados no hay que tenerles miedo, hay que tenerles respeto”.

“No entiendo por qué se empecinan tanto con los que decimos lo que corresponde en defensa de los trabajadores. En vez de buscar soluciones con el diálogo buscan la confrontación con los dirigentes, pero siempre perjudican a los trabajadores”, sostuvo el Secretario General de la CGT. Asimismo, afirmó que su conducción seguirá insistiendo “con nuestros reclamos y vamos a seguir pidiendo el diálogo con el Gobierno”.

En ese sentido, reiteró los reclamos que viene sosteniendo la CGT desde hace un año y aún no han obtenido respuesta, como la actualización de las asignaciones familiares, la suba del tope del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, el dinero que le corresponde a los sindicatos y el gobierno retiene de las obras sociales.

Y agregó: “Los jubilados están muy atrasados con sus salarios, están pasando necesidades y hay que trabajar para darles una solución”.

A esa altura, el estadio de Ferro era toda una fiesta. Y no era para menos. Es que una vez más los trabajadores democráticamente tenían a sus representados y habían dado su apoyo incondicional a la continuidad de Hugo Moyano, quien aseguró ante la multitud que seguirá luchando por los derechos de los trabajadores.

Como parte de las actividades se cantó el himno nacional y el locutor leyó uno por uno los miembros del nuevo Consejo Directivo. Luego llegaron los discursos, donde además de Pereyra y Moyano hablaron el flamante secretario de Relaciones Institucionales, Sergio  Palazzo (Asociación Bancaria), y el secretario del interior, Gerónimo Venegas (Titular de UATRE).

 

El desafío está en marcha. El trayecto será largo, tanto como lo es la lista de reclamos. Pero hoy la CGT está fuerte, más fuerte que nunca. Y sumó a un verdadero líder, a una persona acostumbrada a luchar y no dar nada por perdido. A derribar paredes. A dialogar. Pero sobre todo a trabajar con las bases y construir desde abajo. Y para ello, Guillermo Pereyra cuenta con el apoyo de la mayoría y con Hugo Moyano, el único Secretario General de la CGT.

Scroll To Top